Ilusiones ópticas 2

Publicado por Iñaki a las 19:17 Miércoles 5 de marzo de 2008

Más pruebas de que nuestro cerebro tiene como afición tomarnos el pelo. Pero, recordad, es por nuestro bien.

En la siguiente imagen, las casillas A y B son del mismo color. Antes no os habríais dado cuenta, pero aunque os lo acabo de decir, seguro que no me creéis. Es fácil de comprobar: abridla con cualquier editor de imágenes y tomar una muestra en ambas casillas. El color es el mismo.

tablero.jpg

El hecho de que sepamos que el ajedrez tiene sus casillas de dos colores y que nuestra vista no sea un buen “detector de luces y sombras”, da como resultado esta bonita ilusión.

(Vía: Microsiervos)

Negociar o no negociar, esa es la cuestión

Publicado por Iñaki a las 13:28 Miércoles 5 de marzo de 2008

Ha muerto mucha gente en España por no negociar con ETA y Zapatero ha negociado políticamente con ETA.

(Mariano Rajoy, en una entrevista para la Cadena SER) [La negrita es mía]

¡¿Entonces?! ¿Está diciendo que Zapatero ha hecho bien en negociar para impedir las víctimas? ¿O está diciendo que prefiere que haya muertos en lugar de negociar con ETA? ¿Este hombre se oye cuando habla?

La simetría del Universo y la gravedad

Publicado por Iñaki a las 2:24 Miércoles 5 de marzo de 2008

La materia y sus interacciones, a nivel microscópico y macroscópico, la energía, el espacio, el tiempo… mucho se sabe del Universo, mucho más se teoriza y muchísimo más queda por descubrir.

Yo quiero hablar de la simetría del Universo y de las cuatro fuerzas fundamentales: la interacción fuerte, la interacción débil, el electromagnetismo y la gravedad.

Primero conocimos la materia, compuesta de átomos, a su vez compuestos de partículas: de neutrones con carga eléctrica neutra y protones con carga positiva juntos en un núcle y rodeados de electrones con carga negativa dando vueltas a su alrededor. Quarks, bosones, fermiones, fotones… y muchas otras cosas que ya se me escapan, hoy se integran en teorías más o menos verificadas (y/o verificables). Se sabe que la interacción fuerte se encarga de unir los protones y los neutrones en el núcleo, la interacción débil hace que los electrones no se precipiten sobre el núcleo y la gravedad es una fuerza muy débil de atracción entre la materia.

Después se descubrió que existía la antimateria. Se descubrieron antipartículas con la misma masa, pero con propiedades electromagnéticas opuestas: el antineutrón tiene carga eléctrica neutra también, pero momento magnético opuesto; el antiprotón tiene carga negativa y el antielectrón o positrón tiene carga positiva (a grandes rasgos). He aquí toda una Física de partículas con el signo cambiado. Parece que toda partícula tiene su antipartícula, su simétrica. Y se sabe que entre ellas se aniquilan liberando energía. De hecho, se producen antipartículas y se hacen colisionar. Podría existir por ahí, muy lejos, o incluso se podría juntar artificialmente antipartículas para formar “antihierro” o “antioxígeno”, por ejemplo (¿se ha hecho?). En este caso, la interacción débil uniría antineutrones y antiprotones, y la interacción débil impediría que los positrones se precipitasen. Pero, ¿qué pasa con la gravedad?

La gravedad es un gran misterio a día de hoy, a pesar de que se conozcan sus efectos y se pueda predecir bastante bien. Es la única fuerza que escapa a la teoría cuántica. Se postula sobre la existencia de una partícula llamada gravitón, de masa nula y portadora de tal fuerza. Se especula sobre su huída a otras dimensiones, lo cual explicaría la poca fuerza a la que somete a la materia. Estas cuestiones son algunas a las que se le intentará dar respuesta con el nuevo colisionador de partículas del CERN.

Y mi pregunta es: ¿qué sabemos de la interacción gravitatoria en la antimateria? Que yo sepa, se han creado antipartículas en las que el efecto de la gravedad, al igual que en las partículas, es despreciable con respecto al del electromagnetismo. Pero, ¿y si creásemos un objeto macroscópico de antimateria y eléctricamente neutro? Es decir, una “mesa” de antimateria, por ejemplo. ¿Qué observaríamos? Tal vez la gravedad también tenga una simétrica y aparezca la “antigravedad”; si encuentran los famosos gravitones, por qué no buscar también los “antigravitones”.

Quizás estas divagaciones mías sean sólo eso, divagaciones. Pero tendría sentido. Por qué no. Al igual que el electromagnetismo se aprecia igual, pero con los signos cambiados, la “antigravedad”, sobre la antimateria tendría un efecto igual en términos macroscópicos que la gravedad sobre la materia: la antimateria atraería antimateria. Sin embargo, ambas fuerzas enfrentadas, serían opuestas: la antimateria repelería a la materia. ¡Ojo! ¡No las antipartículas a las partículas! Porque ya hemos dicho que la gravedad es una fuerza muy débil: hace falta juntar mucha masa para que se haga notar.

Si algún físico que me lee (me consta) ve suposiciones demasiado aventuradas o descabelladas, que me lo indique, pero ¿acaso esto no explicaría la expansión acelerada del universo mejor que la “energía oscura”, tan de moda últimamente? ¿Pudiera ser que esta “energía oscura” estuviera más a la vista de lo que creemos? Imaginad galaxias enteras de antimateria con enormes campos “antigravitacionales” interactuando con campos gravitacionales de galaxias de materia, repeliéndose entre sí, y acelerando la expansión. ¿Por qué no? ¿Acaso se sabe a ciencia cierta que toda la masa observable de ahí fuera es materia y no antimateria?

Da para pensar un rato, cuando menos. Agradecería comentarios, opiniones y hechos que corrijan y/o refuten mis cábalas.

Verdades a medias

Publicado por Almudena a las 20:09 Martes 4 de marzo de 2008

Mea culpa. Lo reconozco: ayer no escuché el debate, no entero. Encendí el televisor armada con mi buen tazón de café con leche a eso de las 22:20, dispuesta a soportarlo entero. Ya lo había hecho la vez anterior, así que supuse que la experiencia me valdría de algo. ¡Ah! Infeliz falacia, qué equivocada estaba. La barba prógnata del uno y las cejas peraltadas del otro fueron dibujándose sobre la pantalla oscura cuando sufrí un extraño viaje en el tiempo y reaparecí exactamente en el mismo sofá, solo que hace una semana:

- “Usted ha hecho de esto un coladero. Esto se ha llenado de inmigrantes que no nos dejan a los españoles disfrutar de los servicios sociales…”

- “Pues usted los regularizó con un bonobús.”

Etc. Para qué repetirlo otra vez cuando es perfectamente obviable. Nunca habría pensado que los agujeros de gusano pudiesen originarse de pronto en medio del salón de la casa de uno, pero algo así debió suceder, porque durante los 15 minutos que aguanté con el televisor encendido, todo a mi alrededor indicaba que aún era 25 de febrero.

Posiblemente fuese ésa la razón de que la audiencia de este… ¿nuevo? debate descendiese en un millón de espectadores respecto al anterior. O será que todos estamos ya hasta las narices de la campaña electoral y sólo deseamos que gane de una vez el que sea, da igual, cualquiera de los dos o los dos como siempre, (total, para la diferencia que hay…), pero que nos dejen ya tranquilos mientras ellos hacen lo que les da la gana y la campaña con todas sus promesas se van olvidando como una mala pesadilla orgiástica… Por favor, señores políticos: vuelvan a ignorarnos; como me llegue al buzón un solo sobre más con propaganda electoral… ¡¡Aaah!!

Pese a todo debo reconocer que miento, un poquito nada más, pero miento. Al final y aún sin quererlo, me he acabado enterando del resto del debate y al parecer sí hubo alguna novedad: dos suicidios políticos desde mi punto de vista al menos. A Zapatero se le ocurrió hablar de ETA en los términos en que lo haría el PP, de forma partidista y comparando gestiones, de modo que el número más bajo de víctimas pasaba a ser una oferta electoral más: VERGONZOSO. Por su parte, Rajoy ¡¡sacó el tema de Irak!! ¡A estas alturas y sin que nadie le obligase a hacerlo! No sé quiénes serán sus asesores, pero si fueron ellos los que se lo recomendaron, eso y lo de volver a acabar su discurso con la cursilada redomada de la niña, debería despedirlos a todos. La respuesta de ZP me pareció ingeniosa en esta ocasión. Se refirió a dicha guerra como una “aventura”. Inmediatamente mi cabeza visualizó las historias medievales, a Ricardo Corazón de León con sus Cruzadas, y José María Aznar disfrazado de Robin Hood: RIDÍCULO, si no hubiese sido tan trágicamente real.

Por lo demás, sin novedad: agresividad sin ideología, ofertas electorales, acusaciones mutuas, y sobre todo, muchas, muuchas estadísticas engañosas: datos parciales que ninguno de los dos candidatos se encargaba de contrastar, verdades a medias, sin intención alguna de profundizar más. Así ninguno de los candidatos miente… pero ninguno es de fiar. Desgraciadamente, en este país no abunda el juicio crítico, y más desgraciadamente aún, los políticos lo saben: saben que nadie se encargará de investigar lo que dicen, nadie intentará averiguar cuáles son sus fuentes ni en qué contexto se enmarcan. Sólo interesa el dato: Rajoy dice que 100 y ZP que 105, ergo Rajoy caaaca, ZP bueeeno, (o viceversa, según el credo de cada cual).

Y hablando de estadísticas engañosas… Nunca entenderé cómo hacen los sondeos tras estos debates que siempre se inclinan hacia un lado u otro, para favorecer al partido cuya ideología coincide con la del medio en que sale publicado dicho sondeo. Curioso… ¿no os parece? Qué pena que estemos ya tan acostumbrados a que hasta los números sean mentiras…

See the light

Publicado por Iñaki a las 15:03 Martes 4 de marzo de 2008

Nos ha dejado un talento natural. Jeff Healey, guitarrista de blues y rock canadiense, falleció hace unos días debido a una larga enfermedad. Un cáncer de retina lo dejó ciego siendo un bebé, y finalmente a los 41 años de edad se ha cobrado su vida.

A pesar de sus limitaciones y de su peculiar forma de tocar la guitarra, desarrolló una carrera musical próspera como cantante y guitarrista. Alguien le puso de pequeño una guitarra eléctrica en sus piernas, y ahí se quedó pegada…

Recordemos su genio con un vídeo del blues que dió nombre a su primer álbum, «See the light», editado en 1988.

(Vía: JamSession)

Más de gráficas

Publicado por Iñaki a las 13:36 Martes 4 de marzo de 2008

Tanto Zapatero como Rajoy acudieron al debate con multitud de gráficas que enseñaban de manera fugaz en determinados momentos, casi diría que con recelo. Me pregunto quiénes las harían, porque no tenían desperdicio. Las de ZP porque eran tan pequeñitas, que no se veía nada, y las de Rajoy porque tenían unas proporciones un poco… raras. Veamos por qué.

Hubo un momento en el que Rajoy hablaba del incremento del precio de la vivienda. Habló de 551 euros durante el gobierno del PP y 705 durante el gobierno actual, mientras mostraba una gráfica parecida a esta:

incremento.jpg

No sé quién le haría estas joyitas, y lo que es más importante, con qué programa. Porque si intentas hacer esto con el Excel, te dice: “va a ser que no”.

Y aquí las pruebas de mi afirmación. Minuto 77 y 26 segundos del debate, adjunto captura de pantalla y transcripción de las palabras de Rajoy en ese momento:

incremento-precio-vivienda.jpg“Incremento del precio de la vivienda. Es que usted falta a la verdad. Éste es el problema que tiene usted. Años 2000 a 2004, 551 euros. Año 2004-2008, su etapa, 705 euros. Fuente: El Instituto Nacional de Industria, proporcionado al Ministerio de la Vivienda. Entonces, eche al del INE o eche al del Ministerio de la Vivienda.”

Y usted, señor Rajoy, eche al que le hace las gráficas.

Primeras reacciones

Publicado por Iñaki a las 10:04 Martes 4 de marzo de 2008

Las primeras reacciones tras los debates entre Zapatero y Rajoy no se han hecho esperar:

abismo.jpg

leon.jpg

(Imágenes de Whatatop)