Juegos de palabras

¿A quién le importa la crisis, el desempleo y las hipotecas cuando podemos entretenernos con divertidos juegos de palabras? Eso es lo que deben de pensar nuestros políticos. Es una manera como otra cualquiera de pasar el rato, marear la perdiz y distraer a la opinión pública; como si hubiera pocos realities en la tele.

El otro día fue Joan Tardà, diputado de ERC, quien espetó un «muerte al Borbón». Más tarde se excusó diciendo que no había deseado la muerte de nadie, que era una «expresión histórica», «popular» y «metafórica» que hacía referencia a Felipe V, y que por lo tanto «se sacaron de contexto» y «se malinterpretaron». Toma ya. Ahí es nada. Seguro que se pasó toda la noche ensayándolo delante del espejo hasta que por fin le salió de carrerilla sin partirse el ojete entre medias.

Impresionante. Me imagino a los de ERC cuchicheando por teléfono: «mira, mira, la que se me ha ocurrido…», «uuuh, ¡qué buena!, ¿la soltarás mañana?, ¿y quién va a explicarlo delante de los medios?, que a mí me da la risa…». Que yo soy el primero que está en contra de la monarquía, pero tonterías las justas. Si metes la pata, métela hasta el fondo, pero no vengas con excusas chorras, que no somos imbéciles.

Ahora es Fraga —nooo, su hijo no; él mismo, que aún dura— el que se une a la fiesta. Acerca de las palabras del señor Tardà, Fraga ha asegurado que habría que ponderar el peso de los partidos nacionalistas «colgándolos de algún sitio». ¡Madre mía, qué perspicacia a su edad! ¿Qué ocurre? Que ahora ERC se queja de estas palabras. No se dan cuenta de que Fraga siempre podrá decir que se refería a «colgarlos de una balanza», porque es así como se pesan las cosas, ¿no?

Qué bien se lo pasan nuestros políticos.

Actualización a WordPress 2.7

WordPress 2.7 alias John Coltrane también ha llegado a Enchufa2. La actualización funciona sin problemas. Aun así, recomendamos, como siempre, los sabios consejos de aNieto2k:

  1. Desactivamos todos los plugins.
  2. Renombramos las carpetas wp-admin/ y wp-includes/ a wp-adminOLD/ y wp-includesOLD/.
  3. Descomprimimos el fichero descargado.
  4. Y copiamos todo el contenido sobre nuestro antiguo WordPress.
  5. Entramos al panel de administrador y actualizamos la base de datos.
  6. Revisamos los plugins, si algunos requiere actualización, lo actualizamos antes de activarlo.
  7. Disfrutamos de las nuevas mejoras.
  8. Podemos borrar los directorio *OLD que hemos renombrado antes.

La nueva versión trae grandes mejoras. La más destacada probablemente sea la nueva forma de mostrar los comentarios. Pero como hay que rehacer el código y no tengo tiempo, pues lo dejo para más adelante. Mientras tanto, el código viejo funciona a las mil maravillas, así que voy a aplicar la mítica máxima del programador: «si algo funciona, no intentes arreglarlo» (corolario: «si algo funciona, no intentes averiguar por qué»).