Manual del buen magufo

Publicado por Iñaki a las 19:04 Domingo 6 de febrero de 2011

Es de cajón: los magufos del mundo tienen que compartir un manual de prácticas magufas, por necesidad. Si no, no se explica la tremenda proliferación de productos, terapias y pseudocosas alternativas, modernas y revolucionarias tan parecidas entre ellas. Un manual supersecreto, por supuesto, que, si no existe como tal por escrito (no tienen un dios —todavía…— que les dicte su palabra en forma de libro sagrado), desde luego sí lo hace como código común de conducta.

Para los escépticos como nosotros, las magufadas suponen un gran problema: a ellos les cuesta muy poco tiempo crearlas —basta con seguir los sencillos pasos del Manual—, pero a nosotros nos cuesta mucho echarlas por tierra. Y esto es así no porque la ciencia no sea capaz, que lo es, sino porque requiere una metodología y unos pasos a seguir que el Manual se salta. «¡Pero es una tontería! ¡Menuda pérdida de tiempo! Es como ponerse a sacarle punta a un cuento fantástico como… qué te diría yo… Superman», diréis. Sí, lo sé; sin embargo, hay quien sí lo hace. Y como él con las películas, yo con las magufadas siento la necesidad de desmontarlas porque pienso que alguien puede sacar un beneficio de ello.

Así que me he decidido a simplificar el procedimiento; a crear un manual sobre el Manual. Utilizando un complejo mecanismo de ingeniería inversa basado en… lectura y comparación, he deducido cómo es el Manual del buen magufo. Con esta valiosa información en nuestro poder, desmontar una magufada se consigue con los siguientes pasos:

  1. Aislar sus elementos clave, es decir, sus principales características.
  2. Contar el número de elementos clave presentes en el Manual del buen magufo.

El ratio entre los elementos presentes y los elementos totales nos da un modelo para la probabilidad de que esa práctica/producto/loquesea sea una magufada o no. Si la probabilidad resultante es alta, ya hemos acabado: no necesitaremos acudir al método científico, ahorrando tiempo, esfuerzo y, quizás, dinero.

Manual del buen magufo

Siga los siguientes pasos para crear su magufada y empezar a ganar dinero con ella.

  1. Tenga una idea peregrina. No gaste mucho tiempo en este punto, que todavía quedan unos cuantos y son más importantes: cuanto menos lo piense y más peregrina sea la idea, más atractiva podrá resultar al futuro consumidor. Solo tenga en cuenta que funcionará mucho mejor si se basa en…
    • tradiciones milenarias.
    • prácticas de pueblos ancestrales.
    • tradiciones de culturas lejanas (preferiblemente orientales).
  2. Cree una descripción enrevesada de su funcionamiento, pero no busque ningún fundamento científico. Y sobre todo no olvide detallar que su producto…
    • resuelve todos y cada uno de los problemas en su ámbito de aplicación.
    • es para todos los públicos y para todas las edades.
    • no tiene ninguna contraindicación ni efecto secundario.
  3. ¡NUEVO! Añada uno o más conceptos científicos confusos para el público en general (y para usted, por qué no decirlo) de la siguiente lista:
    • Rayos infrarrojos (recuerde y no se confunda: rayos ultravioleta, malo malo; rayos infrarrojos, ¡mola!)
    • Electricidad.
    • Iones (positivos o negativos; o positivos y negativos, no vaya a quedarse corto).
    • Magnetismo.
    • Energía (admite todo tipo de complementos y adjetivos, e.g.: «energía sutil»).
    • Nanotecnología.
    • Efectos cuánticos.
    • Nombre elementos químicos (¡ojo!, ¡omita la palabra «químico»!; lo químico suena a artificial: vea el punto 4), simpre queda cool.
  4. Lo natural es más sano. Grábeselo. ¿Y qué es natural? Lo que a usted le interese, por supuesto. Para reforzar esta cualidad en su producto, no olvide incluir alguno de estos prefijos:
    • bio-. Funciona para todo. ¡Pruébelo! Mucho mejor si lo combina con elementos vistos anteriormente. Ejemplos: «bioelectricidad», «bioenergía».
    • eco-. Lo mismo que el anterior. Ejemplo: «ecobola».
  5. Busque correlaciones y conviértalas en causalidades arbitrarias. Este punto está quedando un poco confuso… Resumiendo: todo lo bueno que ocurra será a causa de su producto.
  6. Base su eficacia en testimonios personales. Si a un vecino le funciona, ¿por qué no iba a funcionarme a mí?
  7. Si dispone de dinero, realice un anuncio chabacano con algun rostro conocido. Si no le da para contratar a un famosete, vista a su presentador con una bata blanca, que siempre impone.

Ejemplo práctico

Vamos a aplicar el Manual a un ejemplo práctico. Podemos leer en el diario El Mundo: Llega la camiseta biodramina. Una empresa de Jaén asegura haber desarrollado una camiseta que evita los mareos que podemos sufrir al subir a medios de transporte como el barco o el avión. Las características principales de este producto son las siguientes:

  • Produce mayor oxigenación al captar rayos infrarrojos. –> Rayos infrarrojos, punto 3 del Manual.
  • Innovador material biocerámico. –> Prefijo bio- sin venir al caso, punto 4 del Manual.
  • Ha sido probado por atletas de alta competición y les ha encantado. –> Testimonios personales, punto 6 del Manual.
  • Produce mejoras musculares con un uso continuado. –> Teniendo en cuenta que la han probado haciendo deporte… punto 5 del Manual.

Cuatro de cuatro. Conclusión: magufada al canto.

↓ Deja tu comentario
  1. 1 Manual del buen magufo [Humor] dijo:

    [...] Manual del buen magufo [Humor] http://www.enchufa2.es/archives/manual-del-buen-magufo.html  por HAL2003 hace 5 segundos [...]

  1. 1 Camarada Bakunin dijo:

    Ja, ja, ja, lo de vestir al presentador con bata es definitivo. Me recuerda a cuando sale en los anuncios el típico “dentista”.

    Estoy flipando con lo de la camiseta anti-mareo… Es que te dan ganas de pasarte al enemigo y ponerte a vender alguna mierda de estas. Total, te vas a forrar sí o sí.

    PD: ¿En el punto 4 no debería poner prefijos en lugar de sufijos?

    Responder
  2. 2 Iñaki dijo:

    @Camarada Bakunin: Cierto, gracias. Corregido.

    Responder
  3. 3 Miguel dijo:

    Cierto, cierto… Lo mismo sirve para lo negativo tipo: ¿sabía que estar más de media hora ante la pantalla viendo Enchufa2 es perjudicial? A muchos miopes les mejoró la vista tras evitar esta exposición (pto. 6) y además se curaron del reuma. Los rayos energéticos (pto. 3) de la pantalla afectaban también al rendimiento laboral… ;).

    Responder
  4. 4 JFRM dijo:

    Muy muy muy bueno. Y cierto.

    Si es que tienen un par de biocojones que pa qué…

    Responder
  5. 5 Luis dijo:

    Aplica el manual de magufería a esa teoría de la evolución mediante mutaciones aleatorias o a la del big-bang a ver qué pasa.

    Responder
  6. 6 juan dijo:

    Dicen que la camiseta capta rayos infrarrojos lejanos?
    !!!!!!!!… Un tonto más en este país y alguno se cae al mar.

    Responder
  7. 7 juan dijo:

    Es bien sabido que beberse un litro de agua pasada cinco minutos por el microondas al día en ayunas durante dos meses refuerza el apetito sexual. Probadlo y me contais. : D

    Responder
  8. 8 Pablo Físico dijo:

    Por dios, ¡qué bueno!

    Responder
  9. 9 sigueasi dijo:

    se podría poner un nivel de magufería dependiendo del número de reglas que cumpla, en tu ejemplo cumple 4 normas, sería un producto magufo de nivel 4 :D

    Responder
  10. 10 Rappel dijo:

    5 Luís… Saltó la liebre.

    Responder
  11. 11 Pau dijo:

    Juas, juas, juas. ¡Brillante!

    Buscad en la web: biomagnetismo, jajaja.

    Me encanta el Índice de Magufería que propone “sigueasi”

    Responder
  12. 12 CRS dijo:

    ¡Muy bueno! xD

    Yo sólo añadiría algo en la creación del producto: Que remedie un problema -a poder ser no confesable para quien lo padezca-, prometiendo solucionarlo de forma inmediata, duradera, sin esfuerzo físico ni riesgo para la salud, y que -naturalmente- en múltiples casos haya remediado no ya el problema en cuestión, sino además la dificultad para aparcar en un 99.99% (ah!, y sin que se enteren los vecinos)

    Responder


Los comentarios están cerrados.