A más datos, mejor servicio público

La digitalización es un aspecto imparable de nuestras sociedades modernas. Cada vez más datos personales acaban en manos de grandes empresas tecnológicas que, en contraprestación, nos ofrecen cada vez nuevos y mejores servicios. Esto, no obstante, conlleva unos riesgos para la privacidad y una preocupación creciente de la ciudadanía, que ya ha visto saltar a los medios diversos escándalos por una gestión poco ética, o directamente ilegal, de esos datos. Leyes como la nueva GDPR europea responden a esa preocupación, y tratan de asegurar que la explotación de nuestros datos se realice con las máximas garantías, aunque todavía queda mucho por hacer.

Sigue leyendo A más datos, mejor servicio público, mi última colaboración en el Cuaderno de Cultura Científica, que complementa este otro, publicado hace unos días, acerca de la polémica suscitada la semana pasada por determinados titulares en prensa.

#Naukas19: Aprendiendo de las máquinas

Dejo por aquí un enlace al vídeo, que como cada año EiTB pone a disposición en su plataforma Kosmos, de mi participación en Naukas Bilbao 2019 del pasado 20-21 de septiembre en el Palacio Euskalduna. En la línea de mi artículo Aprendiendo de las máquinas, hago un poquito más de hincapié en cómo la metáfora de la «inteligencia artificial» se nos ha ido de las manos en la cultura popular; en qué es la inteligencia artificial y, sobre todo, en qué no es.

Los orígenes de la visualización de datos

Hoy en día, vivimos inmersos en gráficas, mapas e infografías de toda índole. En la era de la información, la visualización de datos se percibe como un lenguaje familiar que, además, gracias a las computadoras, resulta muy accesible. Pero no siempre fue ni tan obvio ni tan sencillo, sino que se lo debemos a unos pocos pioneros que, a base de papel y tinta, tuvieron la visión y la destreza de combinar arte y estadística para revolucionar nuestra manera de estudiar los datos.

Sigue leyendo Los orígenes de la visualización de datos, mi última colaboración en el Cuaderno de Cultura Científica.

Doce reglas para una mala gráfica

El propósito de una buena gráfica es mostrar datos de manera precisa y clara. En el popular artículo de 1984 How to Display Data BadlyHoward Wainer toma esta definición como punto de partida para desgranar, no sin cierta sorna, los principales métodos para hacer malas representaciones de datos. Obviamente, las doce reglas de Wainer no deben tomarse al pie de la letra, en el sentido de que cumplir alguna de ellas no necesariamente invalida una gráfica, pero sí representan un compendio de problemas típicos sobre los que es bueno reflexionar a la hora de producir o analizar una visualización de datos.

Sigue leyendo Doce reglas para una mala gráfica, mi última colaboración en el Cuaderno de Cultura Científica.

Gráficas para la ciencia y ciencia para las gráficas

A menudo, las innovaciones en ciencia son, ante todo, herramientas que simplifican la manera de abordar un problema, transformaciones que lo hacen más aprehensible a través de nuestros sentidos (la vía que tenemos para incorporar nueva información a nuestros modelos mentales, al fin y al cabo). Pensemos, por ejemplo, en la importancia de la notación en matemáticas. Representar una derivada con un símbolo o con otro puede parecer una discusión vacía, una cuestión de forma al fin y al cabo. Pero es que la forma (en ciencia, así como en arte) posibilita la aparición de nuevos contenidos. Si no, como propone Pablo Rodríguez, probad a hacer multiplicaciones con lápiz y papel usando números romanos.

Se nos pasó dejar por aquí un enlace a Gráficas para la ciencia y ciencia para las gráficas, nuestra colaboración en el Cuaderno de Cultura Científica del pasado 25 de abril.