La importancia de la divulgación

(Esta anotación se publica simultáneamente en Naukas)

¿Para qué sirve la divulgación? ¿Es efectiva? ¿Cómo debe hacerse? Son las preguntas que alimentan el eterno debate instalado en el seno de foros de divulgación como este, Naukas, que persiguen el fomento de la ciencia y la racionalidad frente a la superchería y el pensamiento mágico. Un debate sempiterno que resurge periódicamente cada vez que la irracionalidad se hace notar a través de una noticia triste, una acción política desafortunada… Pero es lo que tienen las carreras de fondo, que carecen de referencias a corto plazo a las que agarrarse. Y aunque algunos puedan estar hastiados, es importante darse cuenta de que el debate es necesario, porque el andamiaje metodológico que se construye a partir de la duda sistemática es el único mecanismo de revisión y control que tenemos, imprescindible para seguir mejorando y avanzando.

Se hace camino al andar, decía el poema, y a veces es importante pararse y darse la vuelta a contemplar lo andado. Creo que nadie a día de hoy cuestionaría que la educación es efectiva, a pesar de las evidencias en contra que constantemente salpican la realidad cotidiana. No en vano, la educación ha traído el progreso científico y tecnológico, y estos a su vez hasta donde estamos. Para mí, la divulgación es un complemento que llena aquellos huecos adonde la educación no puede llegar. Y como la educación, la divulgación es un proceso lento, pero inexorable, de transformación de la sociedad.

Hay muchas formas de divulgar, como hay muchas formas de comunicar en general, mejores y peores, más o menos adecuadas a según qué formatos y audiencias. A menudo, se habla del papel del humor en la divulgación: si haces reír, el mensaje entra mejor, se suele decir, pero mi opinión es que el humor está un paso más allá. El humor es un mecanismo de cohesión social que refuerza la estructura de grupo a través de sobreentendidos. Esto es muy importante: no se puede hacer humor, un grupo de personas no puede reír con una broma, si no existe un sobreentendido previo, un conocimiento compartido, un poso común. Y cerramos el círculo: para esto sirve la divulgación, para dejar ese poso que después el humor es capaz de amalgamar y compactar como ninguna otra herramienta humana.

La educación hace el camino, la divulgación lo asfalta y el humor lo apisona para que todos avancemos más libres como sociedad. Y he aquí a continuación uno de estos maestros de la apisonadora, caminando a hombros de gigantes. Seguid divulgando.

#Naukas17: El sonido del viento

Ya estamos de vuelta de #Naukas17, la séptima edición —que se dice pronto— de Naukas Bilbao. Un nuevo año, un nuevo reto repleto de nuevas incorporaciones, ausencias notables y 2000 localidades por llenar con la receta de siempre: ciencia, escepticismo y humor. Este fue el resultado:

Imagen de Xurxo Mariño.

Además, Almudena, que ha divulgado ciencia no solo en este blog, en Naukas y dando charlas en muchos otros eventos, sino también desde la Expedición Malaspina, el Ártico y Radio Clásica, recibió el Premio Tesla 2017 a la divulgación, junto con Jose Cervera y Daniel Torregrosa.

Imagen de Xurxo Mariño.

Finalmente, esta fue nuestra contribución: El sonido del viento:

Falta una semana para #Naukas17

Falta una semana, menos de 7 días para que vuelva a Bilbao el mayor espectáculo de divulgación científica. Y aunque parezca difícil, este año parece que va a superar todas las expectativas. Este año marcará la diferencia. 

No será, eso sí, por el formato: fieles a la marca, Naukas seguirá consistiendo en charlas de 10 minutos sobre algún tema relacionado con la ciencia, accesibles para todos los públicos y aderezadas con mucho humor. Esta es la fórmula mágica que, año tras año, ha conseguido que el evento vaya creciendo. ¡Y vaya si ha crecido! El segundo año, conseguimos llenar el auditorio principal del Bizkaia Aretoa. A partir del tercero, fue necesario abrir salas adyacentes para que la gente pudiese disfrutar, si no del directo, de un buen streaming. En los últimos años, sencillamente, el edificio ya no tenía capacidad suficiente para semejante afluencia de público. Así que en 2017 le decimos adiós a nuestro ya querido Bizkaia Aretoa y nos mudamos a… ¡el Palacio Euskalduna!


Ahora bien, la mudanza no está exenta de retos. Ahora tenemos unas 2000 localidades que llenar (animaos a venir, ¡hay hueco al fondo!) y un escenario mucho más imponente que pondrá a prueba nuestros nervios de gelatina. Por lo menos los míos, que siempre soñé con actuar en un auditorio como este…

Si bien no ha sido mi piano lo que me ha llevado a semejante escenario, os puedo adelantar que a la charla de este año tampoco le faltará una buena dosis de música. Esta vez, Iñaki y yo actuamos juntos y… sólo os puedo adelantar que es la charla más chula que hemos preparado hasta la fecha. Creedme: no queréis perdérosla.

Pero si no basta con mi palabra, aquí tenéis un buen puñado de razones para presentaros en Bilbao el jueves que viene y no dejar de flipar hasta el domingo. Y, si alguno se queda con ganas de más, puede quedarse una semana más para disfrutar de todos los eventos (Scenio, Science+JMED!) organizados por la Cátedra de Cultura Científica de la UPV que llenarán de ciencia la plaza de Bizkaia hasta el 24 de septiembre.

Agente Smith forever

No sé si lo han leído, pero dice Chema, AKA Rinzewind, que Las penas del Agente Smith ya no se llama Las penas del Agente Smith. Algo así como que se le salió la sopa por la nariz y las letritas formaron un nombre de mierda (lo dice alguien cuyo blog se llama Enchufa2, con un dos: sé de lo que hablo) que le hizo gracia; no sé, no me he parado en los detalles.

Me da igual: para mí seguirá siendo Las penas del Agente Smith. Podrá cambiarlo en el HTML, pero no en nuestros corazones. De hecho, lo primero tiene arreglo: he aquí una extensión de Chrome para que su blog aparezca con el nombre correcto. Descomprimir, instalar y a disfrutar.

Poor man’s parallel con Bash

GNU Parallel es «una herramienta para ejecutar tareas en paralelo usando uno o varias computadoras». Es realmente compleja y versátil, pero muchas veces su uso se reduce a paralelizar un bucle. Algo así, para ejecutar 10 tasks utilizando 4 cores:

task() {
  echo "running $1..."
  sleep $(($1%4))
  echo "$1 stopped"
}
export -f task

for i in {1..10}; do
  sem -j4 task $i
done
sem --wait

Pero si no está disponible o da problemas, y no importa que la salida pueda intercalarse, se puede hacer lo mismo solo con Bash:

task() {
  echo "running $1..."
  sleep $(($1%4))
  echo "$1 stopped"
}
pmsem() { ((_i=_i%$1)); ((_i++==0)) && wait -n && ((_i--)); }

for i in {1..10}; do
  pmsem 4; task $i &
done
wait